Amo a mi tierra

Amo a mi tierra. Es un orgullo para mí ser castellanoleonés, pero no por eso menosprecio a otras tierras, pienso que cuantos más seamos, mejor.  

Mi tierra ha influido muchísimo en la obra que llevo realizando durante tantos años. Es una fuente de inspiración constante mire hacia donde mire. Por ejemplo, de la naturaleza que me rodea he tomado como “modelo” el “PIÑÓN“, un fruto tan cercano y próximo, en apariencia tan poco relevante, pero que goza de múltiples significados gracias al trabajo en el taller. Simboliza el apego a mi tierra, el gusto por lo humilde.

Otro de los aspectos de mi tierra en los que me inspiro es la historia ¡Para estar muy orgullosos! Mis ojos se centraron en una época en la que Castilla era el epicentro del mundo. De ahí surgió la idea de trabajar los “EXCELENTES”, unas monedas que circularon durante el reinado de los Reyes Católicos y que fueron considerados como una moneda universal. Elaboradas en oro de 18 kilates, es como tener el s. XV en tus manos. Estas piezas defines bien cómo soy: cercano pero no cerrado en mi “terruño”.

Siguiendo esta línea, surge la colección MONEDAS, que puedo considerar mi particular homenaje a mis orígenes. Es el primer símbolo que tenemos de la unión, por primera vez, de los reinos de Castilla y León en un solo territorio. Tenía un potencial enorme y, además, surgió la oportunidad perfecta para trabajar en ella.

La idea de realizar la colección MONEDAS nace tras el encargo de un cliente que quería llevar el día de su boda unas arras diferentes. Él quería que estuvieran hechas a partir de la primera moneda que se acuñó en Castilla y León, denominada “Un Dinero”. Dichas arras se hicieron reproduciendo exactamente una moneda auténtica de la época. Es ahí cuando surge la Colección.

De todas las piezas que forman parte de la colección destacaría, especialmente, los pendientes y gemelos. Son piezas muy sencillas y elegantes, pero que a su vez muestran todo lo que representan, tanto en el anverso como en el reverso de la moneda, pudiendo disfrutar de ella al completo.   

Como ves, mi tierra, Castilla y León, está muy presente en parte de mi obra. Te invito a vivirla y compartirla conmigo:

“Ya apunta en el horizonte, ya aparece Villalar. Los soldados comuneros salieron del lodazal.”